Lynparza de AstraZeneca demostró frenar el cáncer de ovario

Resultado de imagen para cancer de ovario

Se trata de una terapia de mantenimiento para reforzar la quimioterapia inicial, Lynparza detuvo o invirtió el crecimiento del tumor en el 60% de los pacientes tres años después del ensayo.

En el cuarto año, la tasa de supervivencia libre de progresión (SLP) en el grupo de Lynparza todavía estaba por encima del 50%, en comparación con el 11% de la quimioterapia sola.

"Los resultados anuncian una nueva era en el tratamiento para mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario avanzado que tienen una mutación BRCA", dijo Kathleen Moore, profesora asociada del Centro de Cáncer Stephenson de la Universidad de Oklahoma.

Las células cancerosas con la llamada mutación BRCA tienen una capacidad disminuida para restaurar su ADN cuando se daña durante la división celular, que es un impulsor de las mutaciones cancerosas.

Lynparza y ​​otros medicamentos de la clase de los llamados inhibidores de PARP están diseñados para bloquear lo que queda de ese mecanismo de reparación del ADN para que las células cancerosas mutadas en BRCA no se repliquen y el tumor ya no pueda sostenerse.

El medicamento, ya aprobado para su uso posterior en pacientes con mutaciones de BRCA y para un cierto tipo de cáncer de mama, fue el primer inhibidor de PARP en llegar al mercado cuando fue aprobado en EEUU a finales de 2014, pero ahora enfrenta la competencia de los productos fabricados por Tesaro y Clovis Oncología.

La farmacéutica británica AstraZeneca, que publicó cierta información inicial sobre el ensayo en junio, generó $297 millones en ventas de Lynparza el año pasado. Según los datos de Refinitiv, los analistas ven en promedio $2 mil millones en ingresos por el medicamento en 2023.

El resultado debería allanar el camino para un mayor uso del medicamento, que se está desarrollando y comercializando con Merck & Co en un acuerdo alcanzado el año pasado, y AstraZeneca está en conversaciones con los reguladores sobre los procedimientos de aprobación.

Rubraca de Clovis Oncology ha sido aprobado para el cáncer de ovario después de que la quimioterapia inicial haya fallado. Mientras tanto, Tesaro espera reportar los resultados de los ensayos para el uso de primera línea de su medicamento Zejula para el cáncer de ovario el próximo año.

El inhibidor de la PARP de Pfizer, talazoparib, obtuvo la aprobación para un subtipo de cáncer de mama avanzado esta semana.

Fuente: pmfarma.com.mx / imagen: internet