El dispositivo de salud, Eversense de Roche, puede almacenar la información captada del paciente en la nube y compartirse a través de una aplicación con médicos y familiares. Se trata del primer implante en Europa que mide el azúcar de manera continuada y visualiza los valores en tiempo real desde un móvil, tal y como lo ha comunicado la compañía en una nota de prensa.