Las concentraciones altas o bajas de insulina activan diferentes vías de señalización celular, de acuerdo con un nuevo método científico que combina datos de múltiples bases de datos y experimentos de laboratorio a gran escala.

Este proyecto de investigación en curso puede ayudar a revelar mejores enfoques para comprender las causas y posibles terapias para la diabetes tipo 2.